La tecnología blockchain y sus aplicaciones

La tecnología blockchain y sus aplicaciones

No paramos de oír que el blockchain cambiará la manera en la que se realizan las transacciones pero… ¿realmente sabemos que es la tecnología blockchain? ¿conocemos sus verdaderos usos y aplicaciones?

¿Qué es el blockchain?

El blockchain o cadena de bloques es una base de datos formado por bloques en cadena de ahí su nombre, fácil de recordar ¿verdad?. Su propósito es evitar que la información pueda ser modificada o se pierda. Ésto ha permitido que sea considerado como uno de los medios de pago más seguro en Internet hasta la fecha.

En resumen el blockchain es: seguridad, descentralización y veracidad.

La tecnología de blockchain plantea una enorme revolución tanto para hacer pagos como para transferir información. Podemos decir que sus uso son muchos y variados pero los principales son los siguientes:

 

 

¿Cómo funciona? 4 principales aplicaciones:

 

1.Bitcoin

El primero que se beneficia de sus beneficios es el bitcoin y es que ha irrumpido en prácticamente todas las noticias de los últimos meses. Pero es que el bitcoin  ha saltado a su fama también debido a que es uno de los sistemas de pago más seguro actualmente, gracias a la tecnología que utiliza: ¿la adivináis? sí, el blockchain.

 

Por tanto las transacciones a través de la tecnología de blockchain es mucho más segura y los usuarios podrán confiar en cómo se realizan sus compras online. Sin temor a que su cuenta corriente sea interceptada por los hackers. ¡Si te has quedado con ganas de saber más acerca de las criptomonedas! Aquí más información.

 

2. Almacenamiento en la nube

Anteriormente contábamos con un sistema de almacenamiento centralizado en la nube, algunos ejemplos son (Google Drive, Dropbox). Lo que la tecnología de blockchain permite es compartir tus archivos en una red de forma descentralizada, un sistema de almacenamiento múltiple en el que se pueden compartir y transferir archivos libremente.

 

Las ventajas de un sistema de almacenamiento descentralizado son muchas. Quizás la más significativa es que es prácticamente inmune a las filtraciones y ataques informáticos. Ya que existen copias de los archivos en cada uno de los bloques que están conectados entre sí. Las grandes y medianas empresas son las grandes beneficiarias, conservando su información segura.

 

3. Gestión de identidades

Se prevé que en un futuro cercano la tecnología blockchain permita crear tu propia ID digital. Una ID, un  “DNI en la nube”, con el que poder firmar digitalmente, acceder a tus redes sociales y tener acceso a determinados archivos. Puede que nuestro nombre y apellidos con el que nos registramos en las aplicaciones se sustituya por esta nueva identidad digital. Ya que es mucho más segura, además hace más costosa y complicada la suplantación de identidad.

 

4. Verificación de datos

El último de los principales usos es la verificación de datos. La cadena de bloques permite crear registros inalterables online en la nube. Ésto hace posible que por ejemplo los pacientes de un hospital puedan tener su propio perfil médico online e incluso que pueda ser transferido a diferentes hospitales. Es de gran utilidad por tanto para verificar y contrastar estos datos, llevando un histórico de cada cliente de forma veraz.

 

Conclusión

Transparencia, fiabilidad y seguridad, son algunos ejemplos de lo que la tecnología blockchain puede llegar a ofrecer a multitud de sectores. La cadena de bloques llegó para quedarse y muchas empresas serán las beneficiadas ante este gran boom tecnológico. Quieres aprender más sobre el blockchain pincha aquí.